21 oct. 2009

La Sole, mamá

La cantante está esperando su primer hijo de Jeremías Audoglio, con quien se casó en abril de 2007. “La gente tiene la necesidad de verme madre”, confesó a 7 DÍAS. Ahora, embarazada de 2 meses, quiere esperar hasta diciembre para dar la gran noticia.



Confirmado pero con cautela. Tanto pero tanto se insistió que al final los buenos augurios se convirtieron en realidad. Soledad Pastorutti, a los 29 años, está embarazada de poco más de dos meses y, por ahora, prefiere mantenerlo en reserva, al menos durante 60 días más. Desde su entorno, solo dirán que “hay una posibilidad de que esté embarazada, pero ella, por ahora, no va a dar notas sobre este tema”. ¿Qué posibilidades hay? Muchas.

El matrimonio del tifón de Arequito con Jeremías Audoglio (que trabaja con ella en su productora y la acompaña en las giras) se concretó hace dos años y medio, con iglesia, vestido blanco y fervor pueblerino. Si bien la noticia del embarazo quería mantenerse en reserva, terminó por filtrarse. En un comunicado de prensa de parte de su entorno dicen que por una “cuestión de prudencia”, recién en el mes de diciembre, Soledad se efectuará los estudios médicos correspondientes para confirmar su estado de gestación.

En abril pasado, ella se confesaba con 7 DÍAS y detallaba cuán presionada se sentía de parte de su público para encarar la maternidad. En ese momento, decía que aún era muy pronto para semejante aventura, pero que no lo descartaba. Y narraba una anécdota llena de gracia e histrionismo, características que la joven muestra arriba y abajo del escenario. Con o sin poncho, la chica tiene una gracia natural que la convierte en la envidia de cualquier sobremesa.

Aquella tarde de abril, en una interrupción de la grabación de “Ecos de mi tierra” (su programa en el 7), la Sole abrió una bolsa de nailon transparente y mostró un osito de peluche. “Es para tu bebé que acaba de nacer”, le dijeron unos fanáticos bastante regalones y ansiosos por ver mamá a su ídolo. Junto al muñeco, una tarjeta de “Feliz nacimiento” de esas musicales y coloridas. Toda una premonición. Esa misma tarde, ya sin tanta gracia pero siempre de buen humor, recordó que después del debut de su show televisivo, una fan la felicitó en la calle por la pancita incipiente que la folclorista portaba. “Me quise morir. ¡Además estoy yendo al gimnasio!”, se divertía.

Ahora sí, a suspender gimnasio y actividades bruscas. A aminorar la marcha, bajar unos cambios y gozar de ese estado único y tan esperado. A disfrutar del marido, el inminente crecimiento abdominal, y los síntomas de la maternidad.

“Es parte de la vida y lo entiendo, pero la gente tiene la necesidad de verme madre. No hay caso, quieren que tenga un hijo. Cuando me casé con Jere lo pensamos, pero también es cierto que la vida se pasa, y, con todas las cosas que hago, sería difícil tener un bebé. Hay tiempo todavía”. Apenas seis meses después de aquella entrevista, la mayor de las hermanas Pastorutti parece haber encontrado momento para traer una criatura al mundo. Tiempo de ser mamá.

Fuente: El Argentino

2 Comentarios:

Cecy de Cutral-Có dijo...

oh... me emocioné ;)

Caro de San Luis dijo...

Estoy feliz de la vida... si es asi.... me voy a sentir una tia!!! como todas y cada una de sus fans!! no saben la alegria y la emocion que me provoco enterarme de esta posibilidad inevitable de que sole sea mama..... hasta confieso que se me cayo una lagrima... Sole... felicitaciones!! te queremos...!!!