12 dic. 2009

Piti Fernández habla del videoclip filmado con La Sole

"Hay que relajarse y hacer con alegría lo que se quiere", dice el músico que presenta hoy por primera vez en Rosario a su nueva banda La Franela. "Estamos todos más nuevitos, pero hay muchos que nos apoyan a morir y ya son re franeleros", señaló.

Es una oportunidad especial, sobre todo para aquellos que, tras seguir los discos y presentaciones de Los Piojos, quieren ahora descubrir los nuevos caminos musicales de sus integrantes. Esta noche a partir de las 22 horas, en el galpón del CEC (Sargento Cabral y el río), Piti Fernández, ex guitarrista del grupo, presenta por primera vez en Rosario a La Franela, cuyo primer disco Después de ver conoce las bateas desde hace sólo tres meses. "A nivel personal estoy con una alegría enorme, al disco lo hicimos y grabamos entre todos nosotros, las sobregrabaciones se realizaron en mi casa, la producción la hizo el Tucán (Martín Bossa), que es parte de la banda, o sea que lo hicimos con muchísima alegría. Haberlo logrado ya es una alegría inmensa y ahora, que está funcionando, doblemente", dijo a a Rosario/12 Piti Fernández.

¿Con qué te vas encontrando ahora que el disco está sonando, cómo lo estás viviendo?
La verdad que con mucha tranquilidad, si bien desde los años de ruta que traigo encima sabía que el disco podía funcionar, no me imaginé que iba a ser con esta inmediatez. Apareció mucha gente que me comentó que lo escuchó y que le gustó. El video con la Sole (Pastorutti) creo que levantó muchísimo, la verdad es que estoy muy contento, es increíble. El año que viene, cuando recién salgamos de gira por todo el país, veremos qué ocurre, si se hace realidad todo esto, que parece un sueño.

El corte de difusión de La Franela -"Lo que me mata" suena desde la televisión y Youtube con un intercambio de roles "gauchesco rockero" entre Piti y la Sole. Piti comenta que fue una idea suya la de incluir a Soledad, así como "Lo que me mata" sea "quizá la letra que menos me representa de todo el disco o de cómo escribo, pero como el tema sonaba muy arriba y a todos les gustó como corte de difusión, le dimos para adelante".

¿Cómo surge el argumento del video clip?
A la hora de hacer un guión nos encontramos con que yo no tenía particularmente ganas de salir en este primer video, o tema musical, a mostrar lo que le pasaba a un despechadito que está diciendo que lo que lo mata es saber que la mina no va a volver más. Estábamos ahí, en medio de una encrucijada, y se me ocurrió tirar la onda de por qué no hacerlo con una "Soledad" que sea muy popular y jugar con el chiste que permite el nombre. Ahí fue donde salió lo de la Sole. Hablé personalmente con ella y me dijo que si la esperaba, porque tenía la agenda recontra apretada, estaba todo bien. La esperamos y nos pasó por encima. La Sole tiene una energía, una buena onda, una entrega, que la hace demoledora. A ella le encantó lo del chiste. También se me había ocurrido hacer el cambio de roles: yo vestido de folklorista y ella de rockera. La verdad que nos cagamos de risa, la pasamos bárbaro.

Romper la guitarra criolla es muy fuerte.
Yo soy un amante de las guitarras, tengo bastantes por suerte. Me gustan como instrumentista, no precisamente como coleccionista. La verdad es que me costó mucho romper una guitarra. Yo no estaba muy contento con la idea, se le ocurrió a uno de los directores (Nico Parodi y Emiliano Ferrando), que me consiguió una guitarra española, con todo el mango torcido, diciéndome que ya no servía más. Yo dije que, simbólicamente, no me gustaba, nunca me gustó el guitarrista que rompe su guitarra, pero me dijo "estás vestido de gaucho, boludo, ése es el chiste" y tuve que acceder, tenía razón. Además era una guitarra sola, no diez, si no salía en una sola toma, si no la rompía y pateaba como correspondía, ya está, no la teníamos más; fue todo medio improvisado, pero la verdad que salió bien, ahora que lo veo a la distancia me parece una idea simpática aunque al principio me daba un poquito de cosa, como si alguien dijera "che, éste se está haciendo el loco", pero la verdad que a nadie le molestó. [...]

Fuente: Página 12

Dejá tu comentario