18 oct. 2008

Entrevista a Soledad en Bariloche

Soledad: “me considero una rebelde y hago todo lo que me gusta”

En su paso por la ciudad, Soledad Pastorutti -“La Sole” para todos- dialogó en forma exclusiva con El Cordillerano y contó como lleva su carrera, su familia, sus deseos hacia el futuro y las cosas que le transmite cantarle a un país que sufre día a día.

Una hora retrasada, pero siempre de buen ánimo llegó “La Sole” al bar del hotel Nahuel Huapi donde descansó en su paso fugaz por Bariloche. Elegante, pero sencilla y siempre con una sonrisa, responde y extiende cada una de sus respuestas.

Como en una charla con amigos de toda la vida, Soledad cuenta que no le gusta esperar, por eso se impacientó cuando debió esperar casi tres horas para tomar el avión que la transportara desde Aeroparque hasta nuestra ciudad.

Pasó por Esquel donde tuvo un gran recibimiento y un buen show y luego llegó junto a staff y familia a esta ciudad donde pasó varios momentos de su vida, entre ellos el clásico viaje de egresados. También vivió por esta zona casi un mes, cuando rodó su primera película “La edad del sol”, o las veces que participó de la Fiesta de la Nieve y hasta recuerda con cariño aquella presentación en 1998 que vino con un ballet y todos sus músicos.

“Hace mucho que no venía”, reconoce esta artista que hace poquito cumplió sus 28 años (el pasado 12 de Octubre), pero que tiene la experiencia de un artista cincuentón.

“Cuando me subo al escenario es casi mágico, uno puede pensar que después de 13 años cantando se aburre, pero yo recién ahora estoy empezando a descubrir otras cosas, con show más producidos, con muchas luces, muy diferentes y especiales”, sostiene.

Le encanta renovarse, cambiar. “A Cosquín es el único lugar donde voy siempre y siempre pienso que tengo que hacer algo diferente, un repertorio distinto, si bien el público se renueva no quiero hacer siempre lo mismo”, confiesa Sole entre cada sorbo de café.

Luego de su lanzamiento folklórico, Soledad ha pasado por varios estilos más ligados con el Pop, pero llegó con su último material llamado “Folklore” bajo el brazo y contó que cuando cumplió 10 años cerró un capítulo y ahora empezó otro. “Me considero una rebelde y hago todo lo que me gusta. Tuve una época donde me puse a pensar en todo lo que había pasado desde el principio, con nostalgia y decidí hacer este disco, que creo que es el disco que la gente estaba esperando, pero esto no quiere decir que no haga pop de nuevo”, manifiesta y sonríe.

De cara al futuro cercano, le esperan 18 shows para el mes de noviembre y mucho trabajo en lo personal, con su programa de televisión y la gira que realiza con La Anónima. Proyectando su vida, espera terminar su casa en Arequito en siete meses más y por qué no – se preguntó a sí misma, tener un hijo en el 2009.

Soledad tiene todo y es feliz, y lo más importante, que desparrama felicidad y llena de regocijo con cada sonrisa, con cada canción al pueblo argentino que tanto la admira.

Dejá tu comentario