13 oct. 2010

La Sole habló con Nuevo Diario en el festejo de sus 30 años

Soledad: “No puedo ser más feliz”

Ayer cumplió 30 años de vida y 15 de carrera. En junio fue mamá de Antonia, su primera y tan esperada hija. Es una de las figuras principales que encabezó los festejos oficiales del Bicentenario en Buenos Aires. Paseó hace poco su música por Brasil y en breve editará un nuevo disco grabado íntegramente en vivo dedicado a su ciudad natal, Arequito, Santa Fe. Por todo eso y más “la Sole” es la mujer mimada del folclore que habló con Nuevo Diario, antes de un recital en Tucumán, sobre este momento tan particular en su vida.

- Un festejo de cumpleaños especial, por partida doble, ¿Cómo lo vivís?
- Muy feliz, no puedo creer que pasaron 15 años de cuándo empecé. La vida me regaló este camino, y supe que hacer de él. Pasé mi adolescencia y estoy pasando parte de mi madurez con el canto, con el folclore que definitivamente me enamoró. Recuerdo los primeros escenarios cuando mi papá nos llevaba a cantar junto a mi hermana Natalia, y verme ahora en el lugar donde estoy, es maravilloso. El cariño de la gente es la que lleva tantos años de carrera.

- ¿Lo festejaste con una fiesta a lo grande en tu Arequito?
Es el lugar de mi vida, donde nací, me crié e hice mi carrera. Por eso decidí realizar un festival para poder ayudar a la gente que tanto hizo por mí. Agradezco a todos los que participaron este fin de semana, recaudamos fondos para las instituciones de Arequito. Gracias a la Fundación “Sole” pudimos llevar a cabo este encuentro que la verdad me llena de felicidad. Aparte grabamos algunas canciones para el DVD que saldrá con el nuevo disco que lanzaremos dentro de poco y se llamara “Vivo en Arquito”, dedicado obviamente al pueblo y con canciones escritas por mí.

- ¿Cómo te preparas para vivir tu primer día de la madre?
- Antonia es el sol de cada día, este domingo será especial para todas las madres. Ahora sé lo que es serlo y espero disfrutar mucho ese día con ella, y mi mamá y hermana que son quienes la cuidan cuando estoy sobre el escenario.

- ¿Cómo es Antonia?
- Antonia me cambia la vida cada día, soy una mamá feliz, tengo una familia, una carrera no sé qué más puedo pedir.

- ¿Se parece a vos de chiquita?
- Tiene cosas de ambos. No sólo mía, a su papá también se parece.

- ¿Cómo sos en el rol de mamá?
- Uno va aprendiendo todos los días, ella me enseña. Digo que siempre fui muy chiquilina y gracias a Antonia voy madurando, tanto Jeremías como yo.
Un amigo más que compañero [...]

Fuente: Nuevo Diario

Dejá tu comentario