19 ene. 2010

Fin de fiesta con alegría

Festival de Doma y Folclore El domingo terminó el encuentro cordobés, con Los Tekis.

Fueron diez noches con el sabor único que sólo el folclore puede tener. Es que el domingo, culminó la celebración del 45 aniversario del Festival Nacional de Doma y Folclore de Jesús María, con más de 120 mil personas repartidas en las distintas jornadas.

Soledad "el Tifón de Arequito" revolucionó la noche del sábado a puro hit.

El comienzo del adiós tuvo su pico máximo de folclore el sábado, con la presencia de Soledad Pastorutti. La cantante, demostró que su lugar dentro de la música nacional sigue intacto y brindó, durante poco más de una hora, un emocionante show como hacía tiempo no se veía.

El inicio de la novena noche fue a pura emoción: Jesús María le rindió un sentido homenaje a Mercedes Sosa con imágenes de "la Negra" en pantalla mientras unas 12 mil personas cantaban a coro el tema Sólo le pido a Dios. De fondo y casi rozando las estrellas, los fuegos de artificio le ponían luz al merecido tributo.

Cerca de la 1.30 de la madrugada del domingo, Soledad se asomó al escenario estrenando su panza de cinco meses de embarazo. Desde la platea, la gente le obsequiaba baberos, escarpines y enormes chupetes rosas y celestes diseñados con globos.

Con el vértigo volcado más sobre su voz y sin tanto despliegue físico, Soledad cautivó a todo el José Hernández. La joven de la localidad de Arequito comenzó su show con la canción La viajera. Luego le siguieron La vieja, El duende del bandoneón y un repaso por varios de sus grandes éxitos: A Don Ata y Tren del cielo, arrancaron las máximas ovaciones en una noche que pareció especialmente preparada para ella.

El domingo y en la última jornada, fueron Facundo Toro y el grupo correntino Amboé fueron quienes apaciguaron la ansiedad de una platea entusiasmada por ver la gran atracción de la noche final: Los Tekis.

Previo al plato fuerte de la jornada, también hubo lugar para las jineteadas: Pablo Patiño en la categoría Bastos; Franco Barberis en Gurupa y Simón Kloster en Crinas fueron quienes se consagraron campeones 2010. Al momento de la premiación, la Comisión del Festival le rindió un homenaje a Alfredo Espíndola, el jinete de 23 años de edad que murió en esta edición en el campo de la doma, luego de que su caballo se le cayera encima.

Alrededor de las 2 de la mañana, las tranqueras del campo se abrieron de par en par y un enorme camión ingresó al césped. Con más de 50 personas bailando al ritmo de una murga, Los Tekis armaron un escenario móvil que se paseó por los cuatro costados del anfiteatro.

Ya sobre las tablas, los jujeños derrocharon alegría y carnaval hasta pasadas las 3 de la mañana. De esta manera, Jesús María se despidió hasta el año próximo con diez noches a puro folclore en las que quedó demostrado que la argentinidad late más fuerte que nunca.

Información

Mañana comienza el Festival de Cosquín, que cumple 50 años, y que en esta ocasión tendrá 12 lunas. Entre otros, estarán Soledad y El Chaqueño Palavecino.

Fuente: Clarín

Dejá tu comentario