9 ene. 2010

La Sole dio una despedida digna a la capitalía cultural

Ni la lluvia intermitente, ni los truenos y relámpagos impidieron al público concurrir la noche del viernes a la Plaza de la Democracia para disfrutar del recital popular ofrecido por la cantante argentina Soledad Pastorutti, que marcó el cierre de Asunción, Capital Americana de la Cultura.



La inclemencia del tiempo deslució la organización del show, pero la calidez de Lizza Bogado primero y el sobrio show de Soledad, luego, hicieron olvidar las dificultades y finalmente el público disfrutó de una noche de música, a pesar de casi todos los presentes terminaron mojados.

El evento se abrió con la entrega simbólica de la Capitalía a la consulesa de la República Dominicana Carmen Santana de Idoyaga.

El director de Cultura de la Municipalidad de Asunción, Fernando Pistilli, entregó a la consulesa una estatuilla indígena como objeto simbólico del traspaso.

El espectáculo musical se inició con el grupo 100 Arpas -integrante del proyecto Sonidos de la Tierra-, que deleitó con una magistral interpretación del Himno Nacional Paraguayo, con el apoyo de las voces de los tenores Alejandro y Pablo López Simón.

Posteriormente, el grupo de arpas entregó una interpretación instrumental de las composiciones Carreta Guy y Chini.

El segundo plato fuerte de la noche fue la compatriota Lizza Bogado, que hizo vibrar al público con una selección de polcas. La artista volvió a la escena local luego de dos años de ausencia, lo que dio un tinte especial a su presentación.



El broche de oro de la noche estuvo a cargo de La Sole, que interpretó sus más populares temas como A don Ata, El Tren del Cielo, Amor de mis amores, entre otros que marcaron su carrera y que fueron el deleite de la concurrencia. De esta forma, la cuestionada Capitalía llegó a su fin con un recital popular.

Fuente: Última Hora

Dejá tu comentario