26 oct. 2008

La solidaridad de los famosos

La farándula está más comprometida que nunca con las causas nobles. Algunos emprendimientos cuentan con fuerte cobertura mediática, pero otros avanzan con total discreción.

La fama y las amistades con los más ricos y poderosos suelen ser aprovechadas por reconocidos personajes del mundo del espectáculo que, conmovidos por diversas problemáticas del país, crean fundaciones y realizan galas para el desarrollo de causas nobles.

Las acciones solidarias se regeneran promovidas por cantantes, actores, actrices, bailarines y conductores que muchas veces las ejecutan con total discreción, mientras que otros circulan por canales, radios y medios gráficos convocando a cenas, colectas o cruzadas a beneficio.

Ya no sólo se los ve en los encuentros organizados por reconocidas ONGs nacionales e internacionales, sino que cada vez son más los que cuentan con su propia fundación. Tal es el caso de la cantante Patricia Sosa, que desde Pequeños Gestos, Grandes Logros desarrolla una acción que comenzó junto a sus fans para ayudar a los tobas que viven en Chaco. [...]

Soledad es otra de las cantantes que, sensibilizada por la muerte de jóvenes en las rutas a causa de imprudencias y accidentes viales decidió, mediante su fundación, concientizar a la población con charlas explicativas en escuelas y centros comunitarios.

La Fundación Soledad Pastorutti no sólo se dedica a la prevención de accidentes viales sino también de realizar talleres de sexualidad; apoyo y difusión de expresiones culturales; concientizar sobre la donación de órganos; llevar a cabo planes de capacitación y nivelación para disminuir la deserción escolar en zonas carenciadas y marginales, entre otras.

La cantante aseguró que las cartas que recibió por parte de admiradores transmitiéndole distintas necesidades fueron las que originaron sus deseos por colaborar. “Me han pedido trabajo, consejos y hasta dinero. Cuando me di cuenta que no podía solucionar los problemas de todos, cuando comprendí mis limitaciones, me deprimí sin encontrar salida.

Gracias al consejo de un amigo comprendí que la forma más ordenada y correcta de colaborar con los que más los necesitan era insertándonos en el sector social bajo el marco jurídico de una Fundación”
. [...]

Dejá tu comentario